jueves, 30 de diciembre de 2010

Fin de año, nuevo año, nuevas ilusiones.



Hemos llegado al final del año y esperamos con ansias el nuevo, haciéndonos nuevas ilusiones como todos los años anteriores, ¿porque será? siempre se repite lo mismo, creemos que cada año haremos lo que en el anterior no pudimos o no quisimos.

Lo importante es que todavía los estamos contando, eso quiere decir que seguimos con vida, no importa que tan bueno o malo haya sido, sino que lo vivimos y salimos adelante. La vida es una repetición de cosas, cumpleaños, navidades, años nuevos, aniversarios, días, meses, años, estaciones en fin, lo único que no se repite es la vida misma, esa siempre va para adelante aumentándonos un día más y al mismo tiempo quitándonos un día de vida.

No importa cuantas navidades y años nuevos hayamos pasado y como hayan sido, siempre hay que ver hacia adelante con optimismo y deseos de seguir con ánimo todo lo que se nos presente, la vida es un abanico de colores, así que tenemos de todo, pero eso mismo es lo que nos hace más fuertes al lograr salir adelante de todas las adversidades.

Es bueno hacernos propósitos cada año, pero tampoco nos debemos deprimir si no los logramos, todavía nos quedarán muchos por venir y poderlos cumplir, pues recordemos que "el hombre propone y Dios dispone" así que adelante siempre, que hay más tiempo que vida.

Cada año siempre esperamos que sea mejor que el anterior, pero cada uno tiene lo suyo, algún suceso bueno o malo, nos hará recordarlo siempre. Lo principal es que tengamos salud, porque de ahí depende todo lo que queremos lograr, que estemos en armonía con nuestros semejantes y en paz con nosotros mismos.

Así que disfrutemos un año que se nos va y recibamos con gusto el año nuevo, llenos como siempre de ilusiones y buenos propósitos, al fin y al cabo soñar no cuesta nada, ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!!!

martes, 21 de diciembre de 2010

Circo, maroma y teatro.


Ya casi se termina el año 2010, que nos ha dejado de todo, como todos los años, siempre pasa algo bueno o malo que recordaremos por siempre. Desde ahora se empieza a ver quienes se apuntarán para la contienda del próximo sexenio, cada quien empieza a promocionarse como mejor le parece, ¿o acaso todo lo que vemos no es eso, pura promoción? y si no es así es que ya estamos tan escamados que siempre pensamos mal.

Por poner un ejemplo, el PRI ya le echó el ojo a Peña Nieto como candidato, y el por su parte hace lo suyo, casándose con una artista popular, llamando así la atención de la gente, con una estampa familiar llena de hijos, que hacen soñar en un matrimonio ideal al más inocente, todo sea por ganar votos.

Ya de AMLO, pues que les digo, siempre haciendo su teatrito, porque nunca ha dejado de estar en campaña, lo mismo le da pertenecer a un partido que a otro, lo que busca es ganar y tener poder,ahora con más coraje, porque antes no se le hizo.

Del pan estoy segura que tienen un as bajo la manga y ya se imaginarán de que hablo, ¿a poco no? tienen que jugar muy bien y tener una estrategia porque los dos sexenios no han sido lo que el pueblo esperaba, mucho ruido y pocas nueces -diría yo- para el caso todos están haciendo lo suyo, queriendo ganarse la confianza de la gente y sobretodo sus votos.

Pobre de nuestro país, tan hermoso y con tanta riqueza que tiene, pero que no ha tenido buenos gobernantes que sepan dirigir como se debe, sino todo lo contrario, siempre en manos de políticos corruptos, ansiosos de poder, que lo que menos quieren es servir al pueblo, sino servirse de el.

No pierdo las esperanzas de que algún día llegue un hombre que de verdad quiera y luche por nuestro hermoso país y sobretodo que los demás políticos lo dejen, porque cuando alguno vale la pena y quiere hacer lo mejor, los otros no lo dejan porque no conviene a sus intereses, resulta que el bueno es el malo, ¿que curioso verdad?, o sea que se está con ellos, porque sino es estar en contra de lo que quieren.

Esperemos que en la próxima contiende no pase lo que en la anterior, y que los candidatos sean personas íntegras que de verdad quieran un México mejor y sepan cuidar los intereses de los mexicanos, y no solamente tener poder para hacer lo que quieran sin importar a quien hacen daño. ¡¡viva México y que gane el mejor!!

jueves, 28 de octubre de 2010

La juventud actual.



Hoy les platicaré de como veo la juventud actual y se que muchos no estarán de acuerdo conmigo, sobretodo los jóvenes, pero es mi punto de vista nada más. Los jóvenes de hoy se creen más jóvenes de lo que son, yo recuerdo que antes, cuando se tenía 20 o 25 años, ya eran personas muy responsables y maduras, empezaban a formar su familia, contaban con un trabajo seguro y eran independientes, hoy en día a esa edad se sienten unos chicuelos, viven -la mayoría- con sus padres todavía y ni que decir de si tienen trabajo o si ya han formado una familia.

La época actual ha hecho que los padres sobre-protejan a los hijos, siempre viéndolos como niños, no dejando que maduren y vivan sus experiencias en carne propia, también hay que ver, que ahora se preparan más, pues la mayoría va a la universidad, cosa que antes no era asi.

De cualquier modo, los roles familiares han cambiado mucho, ya no se sabe quien lleva los pantalones en la casa, los hijos no tienen una autoridad que imponga respeto en su hogar, pues por las exigencias de la vida moderna, los padres salen a trabajar y los hijos se crían sin la imagen de ellos, por lo mismo los padres se han vuelto más consentidores queriendo llenar su ausencia con cosas materiales, dejándose dominar por sus hijos, porque piensan que si en toda la semana no los miran, ¡pues como los van a reprender el fin de semana!! así que los muchachitos hagan lo que quieran.

Sabemos que todo cambia y en lo que respecta a la familia, no iba a ser la excepción pero recordemos que la educación se da en la casa y la instrucción en la escuela, si se deja que los hijos hagan lo que quieran en su hogar, así lo harán fuera de el con mayor razón. yo veo que ahora los jóvenes, son muy irrespetuosos, no valoran lo que tienen y creen que todo se lo merecen y como nada les cuesta pues tampoco les interesa cuidarlo. Querer a los hijos no es dejarlos hacer lo que les de la gana, es reprenderlos cuando haga falta, inculcarles valores, enseñarles el respeto a los demás, indicarles el camino a seguir, apoyarlos en lo necesario, pero también dejarlos partir a hacer su vida.

Me ha tocado ver como niños pequeños tienen unos desplantes con sus padres, me pongo a pensar que si así son de chicos ¿que será cuando grandes? y viéndola bien no tienen la culpa ellos, sino sus padres que no les han enseñado buenos modales, por lo mismo que comenté antes, se sientes mal de no estar con ellos la mayoría del tiempo y el poco que pasan no quieren decirles nada por no hacerlos enojar, prefieren llevar la fiesta en paz, pero creo que una jaladita de orejas no les caería nada mal.

Muchos padres presumen de que son grandes amigos de sus hijos, ERROR, los padres no son amigos, son las personas que los van a educar, cuidar, proteger y enseñarles el camino, en un hogar tiene que haber autoridad, un jefe de familia, una cabeza, alguien que dirija, (hasta los animales tienen un líder en la manada) una vez oí un ejemplo que decía... hay dos ciudades, una tiene leyes y autoridad, la otra no, cada quien vive como quiere, aparentemente la pasan muy bien, pero luego en la ciudad que no tiene autoridad empiezan a pasar cosas, como robos, muertes asesinatos, y nadie dice ni compone nada, entonces la gente se empieza a ir a la ciudad que si tiene reglas y autoridad para buscar protección, lo mismo pasa en las familias.

En las familias siempre habrá desacuerdos, también problemas, pero es comunicándose como se arreglan, hablando se entiende la gente, los padres jamás quieren un mal para sus hijos, todo lo contrario, y aunque a veces no lo entendemos, a la hora de ser padres lo comprendemos. Hay que recordar que el futuro del país está en nuestros jóvenes de hoy, así que hagamos de ellos personas honestas y responsables, no consintiéndoles todo, enseñarles a apreciar lo que tienen y sobretodo el respeto a los demás, pues como traten así mismo se les tratará.

martes, 19 de octubre de 2010

Rescate de los 33 mineros.


Acabamos de presenciar ¡algo insólito!!! el rescate de los 33 mineros de Chile, algo tan maravilloso para ser real, pero lo es, el gobierno de Chile merece un aplauso por esta odisea, se nota que ahí, si se preocuparon por salvar a los chilenos atrapados en la mina, nunca perdieron la esperanza de rescatarlos, hicieron hasta lo imposible por ello.

Me da mucho gusto que los 33 mineros hayan salido con vida, después de 70 días bajo tierra y en condiciones infrahumanas, pero ahí se notó las ganas de sobrevivir de ellos y la preocupación de su país por rescatarlos, y por otro lado siento tristeza porque aquí en México mi querido país, pasó lo mismo y ni siquiera los cuerpos sin vida fueron rescatados, se han dicho muchas cosas y más excusas pero el caso es que los 65 mineros de pasta de concho Coahuila, murieron sin que nadie hiciera nada por salvarlos.

El rescate de los mineros de Chile, ya quedó en la historia, demostrando ese país que cuando se quiere se puede. Lo que yo pienso es que la vida humana no tiene precio y se debe conservar cueste lo que cueste y luchar hasta el último instante por lograrlo, Dios dice "ayúdate, que yo te ayudaré", la vida es sagrada y debemos cuidarla hasta el fin de nuestra existencia.

México es un país hermoso, que cuenta con todo lo necesario como para que fuera un país de primer mundo, pero desgraciadamente hay mucha apatía de parte del gobierno para muchas cosas primordiales, cada quien nada más "lleva agua a su molino" dejando de lado cosas importantes como ayuda a sus semejantes incluyendo salvar vidas, aquí nos ha pasado de todo, terremotos, inundaciones, secuestros, asesinatos, asaltos, etc. y lo curioso del caso es que nada se resuelve y la ayuda para la mayoría de los casos no llega a tiempo o "se pierde en el camino" ¿que curioso verdad? pero eso si se gasta una millonada en festejos innecesarios.

Ojalá que esto que pasó en Chile, haga reflexionar a nuestro gobierno, para que pongan más atención de ahora en adelante cuando pase algún accidente, y que hagan todo lo necesario para ayudar a quien más lo necesite y utilice los recursos donde más se requiera. Una vez más ¡¡bravo por Chile, que rescató a los 33 mineros sanos y salvos!!.

sábado, 2 de octubre de 2010

Relaciones humanas.


Si hay algo difícil en el mundo, son las relaciones humanas, se preguntarán ¿y porqué?. pues nada más echen un vistazo a ver como andan en sus relaciones con los demás. Desde el inicio de los tiempos siempre han existido desacuerdos, y es que cada cabeza es un mundo y nunca sabemos que están pensando los otros y mucho menos que es lo que quieren, cuando a veces ni nosotros mismos sabemos que queremos.

Si nos pusiéramos un rato en los zapatos de los demás, otra cosa sería, porque entenderíamos sus problemas y forma de actuar, pienso que cuando surge un problema de cualquier índole, cada quien tiene razón, poniéndose del lado de cada uno. Lo malo es que siempre queremos que los demás piensen y actúen como nosotros y eso ¡¡es imposible!! no somos iguales y menos pensamos de la misma manera, y es ahí cuando empieza el conflicto.

Lo mejor es tratar de llevar buena relación siempre (ya se que es difícil, pero no imposible)y resolver las cosas de la mejor manera posible, escuchando las razones del otro, sino estamos de acuerdo, pues a veces es mejor ceder que enfrascarnos en un pleito, en el cual nunca hay un ganador, solo perdedores, porque el que dizque gana ¿que gana? un enemigo más.

Las desavenencias se dan más seguido en la misma familia, pues es con ellos con quien más tenemos contacto y siempre habrá problemas en los cuales no todos estarán de acuerdo y cada quien expone su punto de vista que no a todos les parecerá, por ejemplo, cuando ocurre un divorcio, un casamiento, enfermedad, herencias, cambios de domicilio, decisiones importantes, en fin muchas otras cosas más que involucran a la familia, si nos ponemos a pensar en todos los hogares hay problemas y desacuerdos, pero hablando se entiende la gente, eso si hablando, no alegando.

Todos tenemos orgullo, y cuando nos sentimos lastimados, pues más se nos sube, y nos montamos en nuestro macho, de haber quien puede más, por eso existe el alejamiento entre las personas, siendo que si nos doblegáramos un poquito otra cosa sería, todo en esta vida tiene solución, menos la muerte, y está en nosotros como queremos llevar nuestras relaciones con los demás, si lo que hacemos nos hace sentir bien o mal, solo nosotros lo sabemos, porque cada quien decide como quiere vivir, somos tantas las personas que habitamos en este planeta y cada quien posee un cerebro distinto al de los demás, la cosa esta difícil pero como dije antes no imposible.

domingo, 26 de septiembre de 2010

¿Que tan mexicano eres?


Todos los que nacimos en México, somos mexicanos, pero ¿realmente lo somos?, es muy fácil nombrarnos como tal, pero ser mexicanos es de verdad querer a nuestro país, hacer todo lo que esté en nuestras manos por nuestra patria, honrarla y respetarla, por eso -creo- nos queda grande decir que somos mexicanos.

En las últimas fechas, nuestro país ha estado en boca de todo mundo, y no precisamente por cosas buenas, sino todo lo contrario, aquí ha pasado de todo, secuestros, violaciones, asesinatos, temblores, inundaciones, corrupción, etc etc. pero aún asi no deja de ser nuestro país, al cual debemos fidelidad.

Lo triste es que nosotros mismos le echamos tierra a nuestra "querida patria" y ahí es donde se nos debería salir lo mexicano, para defenderla y honrarla. Cuando oímos los mariachis, nos quedamos roncos de tanto gritar vivas a México, pero eso no deja de ser una pose y un rato de diversión, porque en cuanto nos enteramos que algo está pasando, somos los primeros en criticar, cuando lo que tenemos que hacer es ayudar en lo posible.

México somos todos y por eso cada quien debemos de poner nuestro granito de arena, no pretendamos querer cambiar a los demás, cuando nosotros mismos no lo hacemos, empezar a inculcar en nuestros hijos el amor y apego a la patria, cuando hablamos de corrupción, siempre le echamos la culpa a los otros, cuando la mayoría de las veces nosotros lo somos, porque tan corrupto es el que recibe, como el que da. hablamos de secuestros y es lo mismo, si tenemos una vida llena de lujos, lo gritamos a los cuatro vientos, presumiendo a más no poder, sabiendo que las paredes oyen y no faltará quien quiera beneficiarse de eso. De violaciones, algo tan terrible, ¿que pasa, cuantas veces no se deja a los hijos, con quien sabe quien, con tal de salir a pasear o en el mejor de los casos a trabajar? eso es un descuido imperdonable, pues exponemos a los pequeños inocentes, dejándolos en mano de personas perversas.

De la fuerza de la naturaleza, no podemos escaparnos, no está en nuestras manos, pero si podemos estar preparados para una situación así, con simulacros y estando equipados para tal suceso, en fin que en cualquier parte del mundo suceden cosas y no es escapando de nuestro país que se remedian, sino que cada quien tome la responsabilidad que le toca, tomando precauciones que evitarían muchos percances.

No reneguemos de nuestro país, apoyemos y cambiemos de actitud y no de todo culpemos al gobierno, porque al final de cuentas, nosotros escogemos a nuestros representantes, para evitar eso, fijémonos muy bien a la hora de votar, porque como dicen, tenemos el gobierno que merecemos.

Cuidemos a nuestros hijos, no hagamos alarde de lo que tenemos, escojamos mejor a nuestros gobernantes y con el tiempo veremos que todo empieza a cambiar, al cambiar nosotros nuestra actitud y no olvidemos que MÉXICO somos todos y al hablar mal de nuestro país, estamos hablando mal de nosotros, "no hay que arrojar piedras a la fuente de la cual bebemos"

domingo, 5 de septiembre de 2010

Acerca del bicentenario y centenario de México.


Ya que se acercan los festejos del bicentenario y centenario de nuestro querido México, me he puesto a pensar si realmente vale la pena festejarlos. Actualmente nuestro país ha dado mucho de que hablar, con tantas muertes inocentes, asaltos, secuestros, corrupción, falta de empleo, etc.

A mi manera de ver, -creo- no hay mucho que festejar, pues no andamos muy bien que digamos, como para hacer derroche cuando hay tanta gente que no tiene ni que comer, que se encuentra sin trabajo y pensando como sacar adelante a su familia, yo sé que muchas personas no estarán de acuerdo conmigo, pero es mi manera de pensar. Festejar es bueno pero con medida, siempre y cuando haya de donde, se me hace injusto que se tire tanto dinero cuando con todo eso que se está invirtiendo, se podría hacer feliz a tanta gente.

Yo sé que con eso no se acabarían los problemas de pobreza, pues como dice el dicho, si te dan pescado comerás un día, pero si te enseñan a pescar, comerás diario, pero hacer festejos tan costosos, es como dar de bofetadas a la gente humilde. El mexicano es alegre y pachangero y pase lo que pase acudirá a los festejos aunque no le parezca, pues es una manera de sacar todas sus frustaciones, acudiendo a divertirse.

Más que nada me parece que nuestro gobierno quiere pararse el cuello, haciendo alarde y lucimiento de nuestras fiestas patrias para recordar que somos un país libre y soberano, -eso está muy bien- aunque ahora tenemos otros problemas que si Hidalgo y todos nuestros héroes, que antes lucharon por una patria mejor, vieran lo que es nuestro país hoy, volverían a luchar de nuevo. Nada más pregúntenle a el jefe Diego como la está pasando o a los familiares de tanta gente inocente muerta en la lucha contra el narcotráfico.

Creo que conque se hubiera hecho un festejo normal hubiera sido suficiente, pero eso de traer extranjeros para ayudar en los arreglos, ¿que aquí no hay personas que sepan hacerlo? pero como siempre el malinchismo nos gana y cuando de tirar la casa por la ventana se trata, ni quien nos gana, aunque otro dia no tengamos ni que llevarnos a la boca. Pienso más bien que el presidente de la república quiere lucirse, y pasar a la historia como el presidente que combatió al narcotráfico y que en su sexenio hizo un gran festejo del bicentenario y centenario, pero más bien creo que si pasará a la historia por el gran número de muertos y gente sin trabajo que hay en su sexenio.

En fin como dije antes, es mi punto de vista que quería expresar, pero como en gustos se rompen géneros, habrá quien no piense igual, cosa que es muy respetable, esperemos que pase lo que pase y -a lo hecho pecho-, los festejos tengan saldo blanco y que las personas que asistan, cuando menos ese día, olviden sus penas y privacidades, y a festejar se ha dicho ¡VIVA MÉXICO!!!

sábado, 7 de agosto de 2010

Maltrato.




Maltrato es algo que no debiera existir, sin embargo existe, es una fea realidad y sobretodo que no tiene nada que ver con el nivel de vida que se tenga, pues lo mismo pasa en ricos o pobres, creo que tiene que ver con el ambiente en que se viva y que es lo que vieron y oyeron para en un momento dado llegar a la violencia. La violencia existe en todas partes, no nada más del hombre hacia la mujer, también hay quien la ejerce en niños, ancianos, los más débiles. ¿a que se debe esto?, pues dicen por ahí, que "el valiente vive, hasta que el cobarde muere" y algo hay de razón en eso, porque entre más se deja la persona, más se abusa de ella.


Muchas veces pasa que el abusado se deja abusar, por miedo, por dependencia, por ignorancia, porque eso de que por amor, no lo creo, no se puede querer a quien nos hace daño, a menos que la persona no esté consciente de su realidad, -todo puede pasar- no sabemos en verdad que piensa cada quien. Todo ser humano tiene un gran valor, desde el momento en que es la gran creación de Dios, el dijo "amaos los unos a los otros" y no dijo "mataos los unos a los otros" pero al parecer hacemos lo segundo, lo que pasa es que en gran parte nos hemos olvidado de él, y ya nada más vemos lo material, pero ahí si que cada cabeza es un mundo, y cada quien cree lo que quiere.


Si empezáramos a darnos cuenta que nadie tiene porque ofender ni maltratar a otro, la vida sería diferente, querernos y respetarnos primero a nosotros mismos y darnos el valor que merecemos es lo primero que debemos de hacer. La vida está llena de problemas, pero muchos de ellos nosotros los propiciamos con nuestra conducta, ya sea pasiva o agresiva, -ninguna de las dos es buena- dijo una vez el gran Facundo Cabral, "dos puntas tiene el mal, el que pisa a su hermano y el que se deja pisar".


Muchas personas están siendo abusadas, pero no se dejan ayudar porque piensan que esa es la vida que les tocó vivir, y eso no es así, nunca es tarde para salir de una vida que no es buena, hay que salir adelante y ver que existe otra forma de vivir, sin insultos, golpes ni malos tratos. Pienso que lo que pasa es que muchas personas le tienen miedo a enfrentar su realidad y además les importa mucho "el que dirán" a veces aunque maltratadas viven una vida económicamente holgada y eso es lo que más les importa, seguir viviendo así, golpeadas pero ricas, pues ahí ni como ayudar, otras sufren porque las tienen amenazadas y tiemblan nada más de pensar en denunciar a su agresor, porque ha habido casos que lo hacen y después les va peor.


Imagínense si así piensa un adulto, que se puede esperar de niños inocentes que son maltratados por mayores, a veces los mismos padres, otras familiares cercanos, aquí está peor la cosa porque se abusa de seres inocentes y físicamente más débiles, y lo más triste es que muchos se dan cuenta de esto y no hacen nada por remediar la situación.


La vida así como tiene su lado bueno y bello, también tiene el triste y feo, ojalá que si alguien está pasando por esta situación, recapacite y se atreva a salir de ella, y si es un niño, que alguien lo ayude, para que tenga una vida mejor, recordemos que nunca es tarde, y nosotros somos quienes decidimos como queremos vivir.

domingo, 1 de agosto de 2010

Sueños y anhelos.




Hoy les platicaré de los sueños y anhelos que todos tenemos, no hay una persona en el mundo que no los haya tenido, nuestra vida esta llena de ellos, sino fuera así, sería muy triste, pues es lo que nos sostiene en el vivir diario.

Desde chicos empezamos a soñar, más que nada qué seremos cuando grandes, le damos vuelo a la imaginación, que en todo caso soñar no cuesta nada y podemos inventar y crear un mundo verdaderamente hermoso, pero al paso del tiempo seguimos soñando, en la familia que formaremos, en lo felices que seremos, en el trabajo perfecto, en fin en muchas cosas más.

Es bonito soñar, lo triste es despertar y darnos cuenta que nada de lo que anhelábamos se ha hecho realidad, mucho cuenta las ganas que pongamos en que nuestros sueños se realicen, -pero- siempre habrá un pero, no somos únicos en el mundo y estamos rodeados de muchas personas, cercanas o lejanas que tienen que ver en nuestra vida para lograr esos sueños, muchas veces nos toca elegir que es lo que nos pesa más y aunque quisiéramos hacer algo, hay prioridades, la familia cuenta mucho y no nos vamos a ir por el mundo haciendo lo que queremos sin tomarlos en cuenta, eso es egoísmo puro.

Conocemos el caso de grandes genios, que han pasado a la historia, precisamente por eso, porque lo arriesgaron todo y cumplieron sus sueños, ¡¡¡a que precio!!,perdiendo familia, posición social, pasando hambre y hasta humillaciones, pero ellos así lo decidieron, pusieron su vida en sus obras, les puedo poner como ejemplo a dos grandes pintores Vincent Van Gogh y Paul Gauguin, gracias a que tomaron la decisión de entregarse de lleno a su obra, ahora podemos gozar de sus cuadros, aunque ellos en vida llevaron una vida muy tormentosa, alejados de su familia y de la sociedad, muriendo tragicamente, no cualquiera se arriesga a perderlo todo en pos de sus sueños.

Cada quien sabemos de lo que somos capaces y hasta donde podemos llegar y realmente que es lo que queremos, ¡cuantos genios no quedan empolvados!! porque no es fácil arriesgarlo todo y aventurarse a lo desconocido, la mayoría de las personas preferimos quedarnos en nuestra zona de confort viendo pasar la vida, sin tomar ningún riesgo, porque nos dá miedo sufrir necesidades y el que dirán importa mucho, así que nuestros sueños, la mayoría de las veces quedan en eso.

Yo pienso, que Dios nos dá un don a cada uno, lo que pasa que muchas veces no lo descubrimos nunca, pero si lo llegan a descubrir no lo guarden, denlo al mundo, que para eso Dios se los ha dado, no quiero decir que todos vayan a ser ricos y famosos, a veces se tiene el don de ayudar a los demás, de ser compasivos, de apoyar en todo, de saber escuchar y decir palabras de aliento cuando más se necesitan, de darle de comer al hambriento en fin tantas cosas, a veces lo más sencillo, es lo que más falta nos hace, porque el rico tendrá mucho dinero, pero a veces no tiene quien lo escuche ni lo comprenda.

Sigamos soñando, al fin y al cabo no cuesta nada y tomemos las decisiones que más nos convengan, porque cada quien debe vivir su vida y hacer lo que quiera, siempre y cuando esté dispuesto a correr sus propios riesgos y después no culpar a nadie de los resultados, recuerden que la vida por más que vivamos, siempre es corta y no nos alcanza para hacer todo lo que teníamos planeado, a veces porque no nos atrevemos y otras porque no podemos.

martes, 27 de julio de 2010

La moda a través del tiempo.




Dice un dicho, "De la moda lo que te acomoda" pero nadie hacemos caso de eso, cada quien nos vestimos como nos dá la gana y como nos sentimos cómodos. Yo nací en la década de los cincuenta y me acuerdo de como vestian las personas en ese tiempo. Las mujeres siempre con vestido o faldas, sus medias de seda y tacones, muy elegantes parecidas a la dama de la loteria.

En el siglo X1X y principios del XX las mujeres parecian muñequitas de porcelana, con esa cantidad de ropa, capa tras capa, como lechugita, necesitaban quien las ayudara a vestir porque solas ni de chiste podian, usaban unos calzones largos hasta la rodilla, medias, un corsé lo más apretado posible, para que se viera una cintura muy breve, fondos, crinolinas y ¡¡por fin!! el vestido lleno de moños y encajes, guantes, peinados muy complicados y de remate ¡¡una sombrilla!!. La verdad que era un ritual vestirse de esta manera, no enseñaban para nada el tobillo, pero en cambio los escotes eran muy pronunciados, -no si la coqueteria femenina, siempre ha existido-. ¡¡ahhh!! se me olvidada decirles, que esto era en las clases privilegiadas, o sea los ricos, porque los pobres se vestian de manta y algodón, nada complicado y hasta eso bien ventilado el cuerpo.

No me quiero imaginar como se sentirían de incómodas las mujeres con tanta ropa encima, más en tiempo de calor, de los hombres no hago mención porque aparte de que se vestian muy elegantes no era tan complicada la cosa. como sea aunque incómodo y todo, se veian preciosas las muchachas con esa ropa, todas unas damitas de sociedad, como muñequitas de aparador.

Despúes con el tiempo, la cosa cambió, la ropa se volvió más ligera, aunque no menos elegante, las mujeres con vestidos muy pegados al cuerpo dejando ver sus bien formadas curvas, con medias de seda, tacones, guantes y sombreros muy elegantes, el largo de la falda a los tobillos, muy bonitas en su arreglo, el pelo con permanente, los labios muy pintados, tenian su encanto, se veian muy sensuales. Se distinguia claramente un hombre de una mujer.

Ya en los años setenta del siglo pasado, se empezó a usar el pantalón en la mujer, ¡¡ahi fué el acabose!!, esa moda llegó para quedarse, ¡¡todas le entramos encantadas!! -y como no- ¡si son comodísimos!! podemos brincar, correr, sentarnos como queramos, agacharnos en fin, todo se puede con los pantalones, -pero- siempre hay un pero, ahí acabó la elegancia. Ahora nos importa más la comodidad, o sea, somos más prácticas, pero eso tiene que ver también con los tiempos modernos, todo evoluciona y en la ropa, también tenía que pasar.

Ahora a veces es difícil distinguir un hombre de una mujer, pues el cabello, la ropa, zapatos, accesorios, etc. son iguales. por eso cuando yo veo una mujer arreglada con vestido, medias, zapatos, bolsa y bien peinada, mis respetos, es digna de mi admiración, porque ya hay muy pocas asi, son personas que todavía guardan recuerdos por el buen gusto y la elegancia de antes. No quiero decir con esto que otras personas no lo sean, se puede ser elegante en el vestir aunque ya la moda no es igual, pues al final de cuentas lo que importa es la persona y la presencia que se tenga, aqui nada más estamos hablando de moda, mientras tanto ¡¡yo me quedo con mis pantalones, arriba la comodidad!!.

miércoles, 21 de julio de 2010

Mi patria.




Mi patria es mi ¡México lindo y querido!! tierra que me vio nacer, de quien me siento orgullosa. Nuestra tierra, es la raíz de donde venimos, nuestro idioma, costumbres, historia, rasgos, lo debemos al país que pertenecemos.

Cuando por alguna razón del destino, se llega a vivir fuera del país de origen, es cuando más se le extraña, la distancia despierta más los recuerdos y se añora todo lo que pertenece al terruño, ahí es cuando verdaderamente sale lo mexicano y lo gritamos a los cuatro vientos, bien dice el dicho -nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido-.

Ultimamente México ha sido golpeado, maltratado, humillado, cosa que ante los demás nos ha hecho quedar muy mal, creo que lo mismo nos pasa cuando oímos hablar mal de otros países, luego luego damos nuestra opinión criticando a más no poder, pero yo creo que por muy mal que vayan las cosas, no hay como la tierra de uno, aquí están nuestras raíces, la familia, los amores, las costumbres, y por muy bien que se pueda vivir en otros países, no se deja de ser un extranjero nunca, pisando tierra que no nos corresponde.

Siempre es mejor estar con los nuestros, ya sea pobres o ricos pero en la patria, aquí no hay diferencia de idioma ni de costumbres, problemas los habrá dondequiera que uno vaya y es peor si estamos en tierra extraña. Muchas personas se van huyendo de la inseguridad, de la pobreza, de problemas familiares, etc. pero creo que uno es el que carga con todo eso y lo llevaremos como equipaje a donde vayamos.

Algunas personas van huyendo de un temblor fuerte, pero ¿quien asegura que donde vayan no va a temblar? lo mismo con la inseguridad, asaltos, secuestros, esto por poner un ejemplo. Dondequiera se cuecen habas y en todas partes es lo mismo, sino una cosa otra, nadie tenemos la vida asegurada ni mucho menos el porvenir, si supiéramos todo lo que nos fuera a pasar, creo nos moriríamos más pronto de preocupación.

No dejemos nuestro país en busca de mejores oportunidades, al contrario apoyemos a que todo se componga, México somos todos y nos toca poner un grano de arena para que se mejore, las comparaciones nunca son buenas, pero México es un gran país, en el cual hay libertad en todos sentidos, cosa que en otros países no lo hay, sembremos en nuestros hijos el amor y arraigo a su país,y que aprendan a llevar una vida digna para que poco a poco nuestra hermosa tierra sea mejor y que con orgullo digamos todos ¡VIVA MÉXICO, SEÑOR!!

sábado, 17 de julio de 2010

Religión y fé.


Alguien me dijo hoy, que yo era católica convenenciera, y tiene mucha razón, yo llevo "mi religión" a mi manera, creo mucho en Dios, pero no asisto a la iglesia, y no creo haber seguido los mandamientos al pie de la letra. Tal vez ha sido el hecho de que no creo en los sacerdotes, desde chica me decepcionaron, porque ¡hay cada caso!! lo que vemos y oímos de ellos no es nada agradable, me doy cuenta que muchos realmente no tienen la vocación, lo cual es muy triste y no se porque entran a formar parte de la iglesia sino tienen el deseo de servir a Dios, tal vez lo hacen porque así conviene a sus intereses, lo cual es peor todavía.

Bueno dejando aparte lo de los sacerdotes, (que ellos sabrán lo que hacen) creo que esto no nos debiera alejar de la iglesia, total que cada quien cargue con sus culpas, y nosotros a hacer lo nuestro, sin mirar que hacen los demás, pero creo que el mundo moderno hace que nos volvamos apáticos en cuanto a religión se trata y muchos pensarán como yo, que con creer en Dios, es bastante y estoy pensando seriamente que eso no basta.

Los tiempos que vivimos son muy estresantes, andamos nerviosos, de prisa, enojados, malhumorados, sea por la razón que sea, porque unos se quejan que trabajan mucho, otros porque no encuentran trabajo, otros más por pleitos con la familia o porque el dinero no alcanza, porque se casan, porque se divorcian, en fin, pretextos sobran, y creo que a lo mejor es porque nos hemos alejado mucho de Dios, pensamos en todo, menos en el, que triste ¿verdad? ¿será que ya se aproxima el final? o será que ya no nos importa nada ni nadie, solo lo material es lo que cuenta.

Yo viví una niñez en la cual no se miraba todo como hoy, recuerdo a las personas sonrientes, amables, respetuosas, la familia reunida platicando, yendo a la iglesia los domingos y después a visitar a los familiares o aunque sea al parque a pasear y estar el domingo la familia reunida, para empezar nuevamente la semana cada quien sus labores. Estaba todo muy bien distribuido, el papá a trabajar, la mamá a cuidar de los hijos, los niños a la escuela, después cuando todos regresaban de sus labores, la comida en familia y los relatos de los adultos que tanto agradaban, después entre todos a levantar la mesa, ¡que tiempos aquellos, como los añoro!!.

La vida moderna, con todo y sus comodidades está acabando con las familias, ya no hay ninguno de los roles que antes mencioné, ya cada quien hace lo que le da la gana o lo que por fuerza tiene que hacer para seguir adelante y poder vivir más o menos bien, se ha perdido el respeto, la amabilidad, la comunicación, la unión familiar, que es la base de la sociedad. Yo creo que todo esto tiene que ver por lo que ya he dicho antes, que nos hemos alejado de Dios, yo lo reconozco que si creo en él, aunque no voy a misa, pero otros ya ni siquiera creen.

Ojalá que recapacitáramos un poco y volviéramos a tener fé, que buena falta nos hace, donde hay amor, esta Dios y donde está Dios, no falta nada, porque él con su infinita misericordia se encarga de todo, acuérdense que todo lo material es terrenal, no nos lo vamos a llevar, aquí se quedará para que otros lo gocen y lo que se nos tomará en cuenta es que hicimos y como lo hicimos, así que cada quien en su religión que se acerque más a Dios para que podamos llevar una mejor vida y nos alejemos un poco de lo material, ¡nunca es tarde, y Dios todo lo perdona!!.

lunes, 12 de julio de 2010

La ira.


Otro de los 7 pecados capitales y de la que más abusamos. si pudiéramos controlar la ira, otra cosa sería la vida, ¿cuantas veces no perdemos a la pareja, el trabajo, o algo que realmente queríamos por causa de la ira? yo creo que muchas. y es que la verdad es difícil no caer en ella.

¿porque nos enojamos, será porque las cosas no salen como quisiéramos? o a la mejor es una forma de tapar nuestra impotencia ante las circunstancias, recordemos que no todo debe marchar sobre ruedas, en la vida hay momentos difíciles que debemos afrontar y no sacarle la vuelta, como tampoco montar en cólera, lo cual es lo más frecuente que hacemos.

La vida día a día nos da sorpresas, jamás sabemos que nos traerá el mañana, si lo supiéramos estaríamos mejor preparados para ello, o en el último de los casos asustados ante los acontecimientos por venir, depende de cada persona como lo tome. La ira no nos deja nada bueno, si nos ponemos a pensar cada vez que nos enojamos, en lugar de ganar perdemos, deberíamos aprender a controlarla, porque en primer lugar, nos hacemos daño a nosotros mismos, es mejor tomar todo con calma y buscar soluciones, como dicen, ocuparnos no preocuparnos.

Todo se puede en la vida, nada más hay que tener ganas de hacerlo y perseverar en ello, las personas que aprender a controlar su ira, son más felices y tienen por supuesto, mejor relación con quienes los rodean, recuerden que en un pleito nadie gana, pues dizque el vencedor, lo único que gana es un enemigo, no guardemos resentimientos, guardemos sentimientos y verán que la vida es más bonita, al aprender a llevarse bien con los demás, controlando la ira.

miércoles, 7 de julio de 2010

Nuestros padres.


Nuestros padres son nuestras raíces, de donde venimos, y quienes nos educaron y cuidaron, a ellos les debemos nuestra existencia y formación. cuando niños los vemos como héroes que todo lo pueden, nos sentimos protegidos y pensamos que si estamos a su lado, nada nos pasará.

Ya más grandes, las cosas cambian, en la adolescencia ya no los vemos igual, pues pensamos que lo sabemos todo y que ellos se quedaron atrás, que no nos comprenden y a veces los tratamos groseramente, esta etapa es difícil por eso se llama adolescencia, que quiere decir adolece, y es que la verdad no se sabe lo que se quiere.

Conforme pasa el tiempo, empezamos a comprenderlos y a darles la razón, porque estamos viviendo momentos por los cuales ellos ya pasaron y entonces es cuando lo entendemos todo. Ellos merecen nuestro respeto y comprensión porque la verdad ser padres no es fácil, traer un hijo al mundo es una responsabilidad muy grande, que se tiene que tomar a conciencia, pues su educación y formación está totalmente en nuestras manos y de nosotros aprenderá lo bueno y malo de la vida.

Cuando ellos envejecen hay que regresarles el amor y cuidados que nos dieron, no debemos ser egoístas, pues es la ley de la vida, -hay que dar para recibir- pues a nadie nos gustaría que nos dieran la espalda cuando más lo necesitáramos. Nuestros viejos ya hicieron su labor en este mundo y ahora les toca descansar y disfrutar del cariño de los suyos, que bien merecido se lo tienen.

sábado, 3 de julio de 2010

Soledad.


La soledad no es silencio, el silencio no es soledad, algo que oí por ahí, y es muy cierto, lo cual quiere decir que no hay que tener miedo a estar solo, porque una cosa es vivir solo y otra vivir en soledad. En todas las casas esta Dios con nosotros así que empezando por ahí, ya no lo estamos, además es estar con uno mismo y que mejor compañía que eso.

La vida nos da muchas sorpresas y jamás sabemos que pasará el día de mañana, ahora vivimos de un modo, mañana de otro, así que debemos ajustarnos a las circunstancias de la mejor manera posible y no tener miedo a afrontar lo que venga. cuantas veces vivimos en una familia numerosa y poco a poco se van yendo cada quien a hacer su vida, a veces en la misma ciudad otras fuera, pero al final de cuentas quedamos solos, pero es la ley de la vida, solos nacimos, solos morimos.

Lo más bonito es saber vivir y mantener nuestro espíritu alegre, no debemos aferrarnos a nada ni a nadie, porque todo es pasajero, -hasta la vida- así que lo que nos toque vivir y estar en este mundo, hay que hacerlo de la mejor manera posible. Cuantas personas hay que se aferran a la pareja y a los hijos y piensan que si no los tienen el mundo se acaba, y no es así, somos individuales no estamos pegados con los otros y cada quien tiene que vivir su vida a su manera y como mejor le convenga, como dicen vivir y dejar vivir, pensar que los hijos tarde o temprano se irán y la pareja si no hay entendimiento entre ambos también la perderemos. Si se tiene la fortuna de conservarla, ¡felicidades! porque así ya serán dos para acompañarse en el camino de la vida, pero si no, hay que seguir adelante sin miedo, porque solo está, el que así quiere sentirse, la vida es muy bella y siempre habrá algo que nos llame la atención y que nos mantenga ocupados.

Hay que aprender a estar solos con uno mismo, eso hace que nos volvamos más responsables, nos cuidamos mejor porque no tenemos quien lo haga, ¡hay tantas cosas que hacer! más que nada conocernos así mismos, amarnos y apapacharnos, hacer las cosas que antes no podíamos. por estar pendientes de la familia, y darnos los gustos que antes no nos dábamos.

Aprendamos a vivir sin miedo a la soledad porque como dije antes, en realidad no lo estamos, Dios nos acompaña siempre y después de él nosotros mismos, disfrutemos esta etapa de la vida, porque no sabemos que nos traerá el mañana, cada amanecer es una sorpresa y hay que recibirla como venga.

martes, 22 de junio de 2010

El paso del tiempo.



Es triste ver como se nos pasa la vida y cuando menos pensamos ya pasaron los años y nos hicimos viejos, y lo más malo es no haber logrado nuestras metas. Cuando somos jóvenes no pensamos en eso, pues creemos que tenemos toda una vida por delante, pero de repente cuando menos nos damos cuenta ya pasaron los años.

Lo que más tristeza me da, -en lo personal- es ver como envejecen nuestros padres y como poco a poco van perdiendo sus facultades, porque no se hace una a la idea de que el tiempo también los alcanza a ellos, como que quisiéramos verlos siempre jóvenes y fuertes, pero desgraciadamente eso no puede ser, porque nosotros que somos los hijos envejecemos, con más razón ellos.

ojalá que la vida nos alcanzara para hacer todo lo que queremos, pero a veces por descuido, flojera, falta de tiempo, otras ocupaciones, enfermedades etc. no lo logramos y a veces eso causa frustración, pero como dice el dicho, uno propone y Dios dispone. Creo que todos tenemos una misión que ya viene incluida desde que nacemos y que no nos vamos hasta dejarla cumplida, porque ¿cuantas veces estudiamos una carrera y terminamos haciendo otras labores muy diferentes?, la vida tiene muchos caminos que hay que recorrer, y muchas sorpresas también.

Lo que hay que hacer es envejecer con gracia y resignación, porque el tiempo no vuelve, aprender a vivir con las enfermedades que el mismo trae, no querer comportarnos como cuando éramos jóvenes, porque el cuerpo ya no dá para más, vivir de acuerdo a nuestra edad, pero sin apartarnos del mundo, porque aunque con todos los años encima, somos humanos y no debemos aislarnos, porque ¡hay que ver!! algunas personas se esconden para que los demás no vean que ya los años se les echaron encima, o sea que no aceptan el paso del tiempo, la verdad eso se me hace ridículo, puesto que todos envejecemos, debemos quedarnos con los gratos recuerdos de juventud, para eso existen las fotografías que dan testimonio de ello.

El querer retener el tiempo es un sueño, aunque existen muy buenos cirujanos plásticos, -que hacen milagros- de todos modos lo viejo no lo quitan por más que se estiren, la cara dice una cosa y el cuerpo otra. Aceptemos nuestra edad y el paso del tiempo ¡con mucho orgullo!!! que para eso lo hemos vivido.

domingo, 13 de junio de 2010

Envidia.



Otro de los terribles pecados capitales, no en vano se le considera así, Para mi es el peor de todos, pues todos los males tienen como raíz la envidia, la lucha por el poder, separaciones, enemistades, pérdidas etc. un sinnúmero de cosas más.

Hay quienes dicen que hay envidia de la buena y de la mala, cosa que no creo, no puede haber envidia buena, lo que pasa que no expresamos correctamente lo que queremos decir, porque es admiración a otra persona que hace cosas buenas, cosa muy diferente.

La envidia para el que la siente ¡es terrible!!! pues es como si llevara un costal muy pesado encima que no lo deja caminar, es un desperdicio de energía cargar con eso, aparte que muchas de las veces la persona por la cual se siente, ni se entera, entonces toda la carga la llevara el mismo.

Muchas de las veces las personas envidiosas tienen hasta mejor posición de la que envidian, pero no pueden ver la felicidad en otros, están llenos de amargura, lo cual seguramente, vienen cargando desde su niñez, siempre hay una historia en todo esto, -solo el costal sabe lo que lleva dentro- pero igual sufren.
Es muy difícil comprender el alma humana y su manera de pensar, pues Dios nos hizo diferentes a todos en cuerpo y alma y cada cabeza es un mundo, no nos toca juzgar porque cada quien es así, lo único es tratar de que en cada uno de nosotros no se anide este mal sentimiento y así nos cambiará poco a poco la vida.

Cada persona tenemos nuestra forma de sentir y pensar, nada es perfecto, somos gente con virtudes y defectos, pero también es cierto que haciendo un poco de esfuerzo podemos hacer que la balanza se incline más a las virtudes, que sería en primer lugar en beneficio propio, quitarnos un peso de encima y andar mas ligeros por la vida, dejando que cada quien viva a su manera, mientras no nos afecte a nosotros, en lugar de ver que tienen los demás, para imitarlos, ver que es lo que tenemos nosotros que ofrecer, vivir en paz, sin envidiar nada a nadie, porque cada quien tiene lo suyo, ya sea bueno o malo, depende como se mire.

miércoles, 9 de junio de 2010

Carácter



El carácter es nuestra tarjeta de presentación ante los demás, dicen por ahí que como tratas te tratarán, cosa muy cierta pues recibimos lo que damos. Hay diferentes caracteres, unos buenos otros no tanto, otros muy fuertes, otros débiles, en fin de todo en la viña del señor.

No se a ciencia cierta si el carácter lo heredamos o se nos forma según el ambiente en el que vivimos, a la mejor es algo de las dos cosas, pero si es cierto que hay personas tan agradables, que es un gusto estar a su lado y compartir momentos igual, en cambio otras todo lo contrario, les sacamos la vuelta mejor, para no crearnos problemas.

Ojalà que este mundo estuviera lleno de personas amables, -otra seria la cosa-, que hubiera mucho respeto hacia los demás y se mostrara mas educación, pero desgraciadamente hemos caído muchas de las veces, en la vulgaridad, ya ni siquiera hablamos bien nuestro precioso idioma, tampoco lo escribimos correctamente, con eso de los mensajes por celular y el chat, se han hecho muchos modismos, y la verdad ¡que cosa tan fea! parece que hablamos y escribimos otro idioma.

Como lo he dicho en otros artículos, el mundo evoluciona, con cosas buenas y malas también, pues siempre habrá un prietito en el arroz, no todo es perfecto, pero en nosotros esta si queremos cambiar o no, yo pienso que si es para mejorar, es bueno el cambio, pero cada quien escoge lo que quiere ser.

Volviendo a lo que respecta al carácter, a veces heredado y otras aprendido, seria bueno que desde que los hijos están pequeños, se les enseñaran buenos modales, porque eso en el futuro los ayudará a tener mejor presencia ante los demás, siempre es muy agradable ver y platicar con una persona que se comporta correctamente, sean los tiempos que sean, la buena educación nunca estará de más, y las personas que así se comportan se distinguen de las otras que no lo hacen.

Recuerden que el carácter nos distingue y nos acompañará hasta el fin de nuestros días, además que como nos miran nos tratan, -todo es causa y efecto-, aunque hay personas que son groseras e irrespetuosas, pero no soportan que la gente los trate en la misma forma, -ahí si que sienten feo-, cuando son ellos los que propician esta conducta.

¿Se han fijado que si una persona grita, los demás así le contestan?, lo mismo pasa si una persona habla despacio, por eso creo que todo se contagia, así que los hijos aprenderán todo lo que ven en su casa, ya sea bueno o malo, hay que recordar que nuestro carácter hará que nos recuerden bien o mal, así que dependerá de nosotros la impresión que dejemos en los demás.

lunes, 7 de junio de 2010

Amor.



¿Alguien sabe que es el amor? yo creo que nadie, porque es un sentimiento, lo sentimos pero nada mas, no lo podemos explicar, pero es algo que nos cambia totalmente. Cuando se esta enamorado, no se puede ocultar, se nota en los ojos, en el carácter, en el semblante, en fin, se sale por los poros.

También es cierto que hay amores que matan, pero yo creo que eso no es amor, es pasión o es obsesión, lo que pasa que muy seguido se confunde amar con querer, y no es lo mismo, porque cuando amamos no somos egoístas, deseamos todo lo bueno para el ser amado, pero cuando queremos, en realidad no estamos queriendo, estamos cómodos con esa persona, ahí si que se es egoísta, porque nada mas pensamos en nosotros y en nuestra comodidad.

Amar verdaderamente es cosa del alma, no tiene nada que ver con pasión u obsesión, es algo maravilloso y espiritual, es una entrega total y desinteresada, no tiene nada que ver con el querer, pues cuando se ama se da todo por el otro sin esperar nada a cambio.

Creo que la mayoría de las personas confunden esto y creen que están amando cuando en realidad están queriendo, y eso tarde o temprano lo descubren porque en cuanto se presentan los problemas, ya quieren romper con su pareja, y cuando realmente se ama, pase lo que pase los enamorados se unen mas, porque es tan grande su amor que nada ni nadie los podrá separar.

Pero nos confundimos, porque no sabemos explicar que es el amor, y la verdad es que esta difícil, es como saber que fue primero si el huevo o la gallina. Yo siempre he creído que el amor es una enfermedad que nos da, si es correspondido nos aliviamos y entramos en un estado de éxtasis, que para que les cuento, pero si no es así, nos enfermamos de gravedad, porque no hay peor cosa que amar y no ser amado.

Tampoco hay antídoto para esta enfermedad, lo único que lo cura es el tiempo y si es amor no querer, ni el tiempo puede. Lo que si les puedo decir es que es mejor amar y después perder, que nunca ser amado, no se si habrá alguien que se haya ido de este mundo sin saberlo, pero si es así, que triste, pues se perdió de una de las cosas mas hermosas que hay en la vida, porque todo lo que se hace con amor, sale bien.

Ni los grandes científicos han podido descifrar este dilema, pero tampoco tenemos por que buscar explicaciones y razones, lo mas hermoso de la vida es lo que sentimos sin mirar, como el amor a Dios que no conocemos, el aire, el frio, el calor, lo importante es sentir y creer, no todo lo tenemos que mirar para estar seguros de que existe. Así que ¡amemos! no nos perdamos la oportunidad de ¡amar y ser amados!.

jueves, 3 de junio de 2010

Divorcio.




¡Esta palabra nos hace temblar!! encierra un mundo de problemas, sufrimiento, coraje e impotencia. Quiero decirles que hablo con conocimiento de causa, pues yo formo parte del club de divorciados y creanme ¡es algo muy difícil de afrontar!!, las personas que ya pasaron o están pasando por esto lo saben bien.

El problema empieza desde atrás, ¿acaso cuando nos enamoramos, nos fijamos de quien lo hicimos? ¡claro que no!! nos dejamos ir sin mirar nada, y después pagamos las consecuencias y de paso nos llevamos entre las patas (perdón, por la expresión) a nuestros hijos, que son los que menos culpa tienen.

Un divorcio trae mucha tristeza y desolación, el romper una familia es muy triste, como dice una canción "todo se derrumbo", deja huellas muy profundas en el alma, pues al casarnos tenemos la ilusión de que sera para toda la vida, hacemos planes de vida y creemos que todo sera color de rosa, cuando todo esto acaba, es lo mas parecido a una muerte, pues se vive un duelo y se siente tanto dolor que los que no lo han vivido, jamas lo podrán comprender.

Se dice que cuando una pareja ya no se lleva bien, no tienen los mismos intereses, lo mejor es separarse, -si hay algo de razón en eso- a veces es imposible seguir juntos, por diferentes razones, que cada pareja conoce, pero lo que yo veo es que ahora no se lucha nada por evitar que pase, desde el momento que se casan, pensando en algún día divorciarse.

Si una pareja no procreo hijos durante el matrimonio, es otra cosa, cuando menos no hay niños que sufran esta separación y es mas fácil reponerse de ella. También es cierto que no se tiene que vivir con alguien que no se desea y que ya es imposible la convivencia, pues lejos de ayudar, es perjudicial para todos los que forman una familia. Toda causa tiene su procedencia, por eso pienso que si desde un principio se escoge bien la pareja, se evitarian muchos problemas a futuro, pero desgraciadamente el amor vuelve ciega y sorda a las personas y no ven mas allá de sus narices.

El divorcio como luego dicen, es un mal necesario, así exactamente un mal, pero necesario, porque cuando la convivencia ya no es agradable pues hay que recurrir a el, como ultima opción para evitar enfrentamientos, falta de respeto, desamor y problemas en la pareja que a la larga destruyen.

Ojala que todas las parejas se mantuvieran unidas de por vida y no llegaran al divorcio, que en verdad es algo doloroso, pero si no se puede pues entonces no hay nada que hacer, mas que recurrir a el aunque sea un mal, pero necesario.

Salud, Dinero y ¿amor?.




Siempre oímos decir esas tres palabras, en ese orden, pero tal vez no nos hemos puesto a pensar todo lo que significan, y la verdad que son muy importantes para nuestras vidas, pues son la clave de nuestra existencia.

La salud es lo mas importante de nuestra vida, pues al tener salud conseguimos el dinero, el amor yo creo que no, puesto que el verdadero amor no se fija en el dinero ni en la salud, si así fuera no seria amor seria interés.

El dinero también es muy importante, pero no mas que la salud, ahí es donde esta el problema, porque muchas personas ponen en primer lugar al dinero, pues para ellos lo es todo, por encima de la salud y el amor, estas personas son materialistas, pero así han elegido vivir y cada quien lo hace como quiere. No dudo que con dinero se tienen muchas cosas (todo lo que se pueda comprar con el) pero hay otras que el dinero no compra y curiosamente son las mas sencillas, como el verdadero amor, la salud, -porque aunque se tenga dinero para tener una buena atención medica, si ya no la tenemos, no hay nada que hacer- el amor sincero de los nuestros, en fin tantas cosas que no compra el dinero.

El verdadero amor, que lo ponemos en ultimo lugar, se gana sin necesidad del dinero, porque es algo espiritual que nace del alma, pero a muchas personas no le interesa y lo desdeñan porque con dinero compran amor por ratos y para ellos eso los llena, pero eso no es amor, ni siquiera cariño, es comprar compañía por un instante, pero como de todo hay en este mundo, muchos así son felices, cuando realmente -yo creo- tienen miedo a comprometer su alma en una relación con verdadero amor.

Pienso que en estos días que estamos viviendo, nos hace mucha falta amor, y no me refiero solo al amor de pareja, sino principalmente el amor a nosotros mismos, porque solo así podremos darlo a los demás, somos como un espejo que refleja todo lo que vemos en el, si estamos llenos de amor, eso verán los demás en nosotros, así mismo si es todo lo contrario.

Ahora que si contamos con SALUD, DINERO Y AMOR, somos muy afortunados pues la vida nos ha dado lo que necesitamos para vivir bien y en paz, si no contamos con las tres, no nos amarguemos la vida, tratemos de conseguir las otras con tenacidad y paciencia, recuerden que hay una ley de atracción como dinero llama dinero, amor al amor, de la salud no estoy segura porque esa la tenemos que cuidar y solo así la tendremos, pero cuenta mucho la actitud que tomemos en la vida para obtener lo que queremos y eso cada quien lo sabemos, porque todos tenemos una meta que nos hemos fijado ya sea tener dinero o amor y sabemos que es lo que realmente nos hace feliz, y ahí si que ¡cada cabeza es un mundo!.

domingo, 30 de mayo de 2010

Al maestro con cariño.


¿Quien no se ha encariñado con un maestro(a) en particular?-creo que todos- siempre habrá uno en especial que sera recordado de por vida. Esto no se logra gratis, pues para tener el cariño de sus alumnos tuvo que ser UN GRAN MAESTRO.

Siempre los he respetado mucho, pues es una de las profesiones mas dignas, el enseñar tiene su mérito, -no cualquiera- y lograr que aprendan los alumnos todavía más. En la casa nuestros padres nos educan, pero en la escuela los maestros nos instruyen. Parte del día los niños, jóvenes y adultos la pasan en la escuela, así que por esa razón los maestros forman parte muy importante en sus vidas.

Un buen maestro, jamás sera olvidado, su recuerdo nos acompañará hasta el fin de nuestros días, pues es una fuente de saber, donde aprendimos lo mejor de nuestra vida, y junto con nuestros padres nos formaron.

Como todo en la vida, los hay no tan buenos y también los recordamos, pero de distinta manera. muchos hemos tenido el privilegio de contar con un buen maestro, que nos enseñó y nos guió y por eso se vuelve inolvidable. A cualquier edad podemos aprender y superarnos y si tenemos la suerte de contar con una persona así, con más razón aprenderemos.

Démosle al maestro el respeto que se merece, pues forma una parte muy importante de nuestra vida, y si se llega a ser un profesionista, recordemos que hubo una persona que gracias a sus enseñanzas nos colocó en el lugar en que estamos, que nos supo guiar y ayudó a seguir adelante.

Matrimonio.


Cuando yo era joven estaba muy de moda el gran actor Mauricio Garcés, y siempre que presentaban una película de el, eran enormes las filas para entrar a verla, con frecuencia los temas trataban sobre la pareja, pues el siempre era el eterno solterón, que se negaba a casarse, una de ellas se llama "el matrimonio es como el demonio" su pareja era la bella Elsa Aguirre y como se imaginaran se trataba de todos los problemas que afronta un matrimonio, pero como siempre, al final el amor triunfa.

Les cuento todo esto porque aunque una película es para divertirse, siempre nos deja alguna enseñanza o reflexión, y así fue, pues todavía la recuerdo. El matrimonio es cosa seria y así se debería de tomar, pero como que... ya no se le da la importancia que realmente tiene. Ahora se hacen matrimonios al vapor, porque de repente salio embarazada la novia,-¡y en estos tiempos, con tanto anticonceptivo!- o deciden hacerlo porque se quieren mucho, -muy buena razón- pero si lo pensamos un poco a veces el amor no basta.

Desafortunadamente no hay mas ciego que el que no quiere ver, y ahí esta la clave de todos los fracasos, creemos que el amor lo es todo, claro es muy bonito estar enamorado, pero lo que no pensamos es que la persona a la que amamos se convertirá en el padre o madre de nuestros hijos, y muchas veces es lo ultimo que miramos, cuando debería ser lo primero, puesto que junto a el o ella formaremos nuestra familia.

Deberíamos de pensar mas con la cabeza y menos con el corazón, pero los sentimientos son muy fuertes y ciegan a la razón, el formar una familia es algo muy serio que no se debe tomar a la ligera. Los primeros años de matrimonio son de acoplamiento, la pareja apenas se empieza a conocer y mientras son ellos dos toda va bien, cuando llegan los niños es la prueba máxima que afronta la pareja, pues ahora tendrán la responsabilidad de ese ser que crearon y entonces la atención ya estará dividida, y ahí es cuando se demuestra el verdadero amor, pues juntos le darán sus cuidados a ese hijo fruto de su relacion.

Si pensáramos primero en que la persona que elegimos como pareja sera en el futuro el padre o madre de nuestros hijos, tendríamos mas cuidado en la elección, pero como digo antes es lo ultimo que miramos porque creemos que con amor todo se resuelve, ojala que fuera así, pero por mucho amor que haya los problemas se encargan de matarlo, si las personas no son lo suficientemente maduras para afrontar todo lo que venga y las responsabilidades que se adquieren al formar una familia.

Hay que pensar primero muy bien antes de tomar la decisión de casarse, yo creo que es conveniente tener varias relaciones y asi ver realmente con quien somos mas afines y no dejarnos llevar nada mas por los sentimientos y el enamoramiento, hay que mezclar un poco de razón para no llevarnos sorpresas en el futuro, si la persona que idealizamos no es como esperábamos, cuando en realidad nosotros somos los que la miramos diferente y con cualidades que no tenia.

Por eso la película que les conté tenia algo de razón "el matrimonio es como el demonio" pero podemos evitar que sea así, si elegimos a conciencia a nuestra pareja, para no llevarnos un susto el día de mañana, ¡no dejemos que el corazón domine a la razón!.

sábado, 29 de mayo de 2010

Vida.


¡Que palabra tan chica, y cuanto encierra! la vida lo es todo y por lo que luchamos día a día, a veces no sabemos apreciarla y la desdeñamos, sin darnos cuenta que Dios nos la dio y solo el es el encargado de ponerle fin.

Todas las personas en algún momento de nuestras vidas, pasamos por ratos amargos, de dolor, humillacion, desamor, impotencia, enfermedad, en fin de muchas mas, y es en esos momentos que despreciamos nuestra vida y nos preguntamos que venimos a hacer aquí. Todos lo hemos vivido alguna vez y a todos nos ha pasado esto por la cabeza, pero la vida es así, esta llena de matices, no todo es blanco o negro.

Lo mas grandioso del ser humano es su capacidad para soportar todo lo que le pasa, -yo creo que ya venimos con eso integrado- porque verdaderamente es de asombrarse por lo que algunas personas pasan y lo bien que salen adelante. También las hay que no soportan las pruebas que se les presentan y toman decisiones equivocadas, que lejos de solucionar sus problemas los empeoran aun mas, pues hacen sufrir a las personas que los aman, pero casi siempre es así, en todo lo que hacemos en un momento dado, dañamos a terceras personas y eso es lo triste, no darnos cuenta de nuestros actos.

La vida es muy bonita, sabiéndola vivir, buscándole siempre el lado positivo, cuantas veces no vemos a personas muy tranquilas, y pensamos que no tienen problemas, ¡claro que los tienen!- quien no- pero lo que tienen es mucha capacidad para afrontarlos sin desesperarse y buscarle siempre solución. No seamos como las avestruces, que ante cualquier problema escondamos la cabeza en la arena, eso lejos de solucionar algo, lo empeora, no quiero decir con esto que nos hagamos de hielo, sino que no tengamos miedo a enfrentar lo que sea, todo problema tiene solución es cosa de buscar hasta encontrar, pero si nos acobardamos es mas difícil.

Cuando estamos enfrentando un problema, pensamos que somos los únicos que lo tenemos y lo vemos enorme, al paso del tiempo recordamos y nos damos cuenta que no lo era tanto, por eso dicen por ahí, que el tiempo todo lo cura, y es cierto, con el tiempo se cierran las heridas y muchas veces nos va mejor que antes y sino cuando menos ya no hay dolor.

Hay que recordar que LA VIDA es sagrada y no nos pertenece -aunque creemos que si- todos tenemos una misión que cumplir y no nos debemos ir hasta que se cierre ese ciclo, tratar de solucionar las cosas de la mejor manera posible y pensar que no nada mas venimos a gozar sino también a sufrir, pues como lo dije antes, no todo es blanco o negro, pero si nos damos cuenta, en general la vida es muy bonita y es un regalo de Dios, así que ¡hay que vivirla con dignidad!.

jueves, 27 de mayo de 2010

Orgullo.



El orgullo forma parte de los siete pecados capitales, ya con eso nos damos una idea de que no puede ser nada bueno, ¡pero hay que ver! el mundo esta lleno de gente orgullosa, mas que eso rayan en la soberbia, bueno hasta hay un dicho que dice... el hambre me tumba y el orgullo me levanta.

Bueno pues creo que todos cargamos con eso, aunque sea un poquito, a la mejor en pequeñas cantidades no hace daño, pero cuando es en un mayor grado si. Muchas veces creemos que lo podemos todo y no necesitamos de nadie, pero no es así, todos necesitamos de todos y debemos permitir que nos ayuden y así mismo hacerlo con los demás.

Cuantas veces queremos dar nuestra ayuda y no se nos permite y eso hace que nos sintamos impotentes, también pasa al revés que no lo permitimos. El orgullo muchas veces hay que hacerlo a un lado y dejar que las personas acudan a nosotros, es muy bonito tener un hombro donde llorar y a quien contarle nuestras penas.

El ser humano es sociable por naturaleza, no se hizo para vivir aislado, así que seamos mas abiertos y nos daremos cuenta que al permitir el contacto con los demás, la vida se nos aligera, es como quitarnos un peso de encima y también haremos que las personas que se nos acercan, se sientan bien de poder ofrecernos su ayuda, así que ¡no seamos tan orgullosos!.

miércoles, 26 de mayo de 2010

¡Que tiempos aquellos!



Siempre oímos que las personas dicen ¡que tiempos aquellos!! ya no es lo mismo de antes, ¡en mis tiempos era diferente!! no se hacían estas cosas o no se vivía así, etc. etc. nosotros mismos lo repetimos, pero mas que una creencia es una costumbre, muchas veces decimos lo que oímos sin pensar demasiado lo que significa.

También pensamos que tiempos pasados fueron mejores y tampoco es así, porque muchas de las veces no lo fueron. Pero habemos de todo en este mundo, lo que pasa -a mi manera de pensar- es que muchas personas se niegan al cambio y siempre están recordando los viejos tiempos. Cada época tiene lo suyo, siempre habrá algo bueno y algo malo, si lo vemos por el lado de la tecnología hemos avanzado mucho y para bienestar de nosotros mismos, antes se operaba a la gente sin anestesia -imaginense ¡que terrible era eso!!- las señoras trabajaban mas duro en la casa, no había lavadoras, secadoras, licuadora, ollas express, micro.... en fin tantas cosas.

También en las empresas se ha aligerado el trabajo y es mas fácil pues se cuenta con computadoras, las personas tenemos comunicacion al instante por medio del celular y dondequiera que estén las localizamos, antes ¡era imposible!. Con esto me refiero a que tenemos mucha tecnología y eso es bueno, pero no todo es color de rosa, -siempre habrá un prietito en el arroz-, ahora tenemos actos violentos como terrorismo, pero.. yo creo que antes la cosa no era mejor, porque había guerras, revoluciones, pestes, muchas enfermedades que no tenían cura por la falta de medicamento.

Siempre habrá cambios y dentro de todo lo bueno que puedan traer, habrá algo malo, pero creo que en la vida todo es así, no todo es perfecto, lo que tenemos que hacer es saber de que lado se carga mas la balanza. Por muchos cambios que haya el ser humano cumple sus funciones, que son: nacer, crecer, multiplicarse y morir y siempre va a ser así, sean los tiempos que sean, por eso dejemos de añorar ¡esos viejos tiempos y vivamos los actuales con todo lo bueno y malo que puedan tener!.

lunes, 24 de mayo de 2010

La familia que formamos.



Mucho hemos oído esa palabra, ¿pero realmente sabemos su significado?, en ella se encierra todo lo que amamos y como nos criamos. Familia significa, padres y hermanos que es nuestro hogar antes de casarnos, después esposo (a) e hijos que es la familia que nosostros formamos, después vienen los mas lejanos, como primos, tíos, abuelos.

La familia es la clave de nuestra existencia, nuestro carácter y personalidad dependerá mucho de la forma en que nos criaron y el ambiente en el que vivimos es lo que nos marcará de por vida. En el hogar es donde se empieza a formar al individuo y de ahí dependerá que es lo que se le enseña para hacer de esa persona alguien de provecho o todo lo contrario.

El formar una familia no es cosa fácil es una tarea ardua, se debe cuidar mucho la educación que se le da a los hijos, la atención y cuidados son muy importantes, recordemos que ellos son un reflejo del hogar y todo lo que vean sea bueno o malo, lo aprenderán. En la actualidad es mas difícil todo, por la forma en que se vive, a veces se descuida la educación que se debe dar en el hogar, por el poco tiempo que tienen los padres para ofrecerle a sus hijos, pero es muy importante vigilar que se le está inculcando al niño, que personas los rodean y que programas miran.

Todo es un conjunto de cosas, que cuentan mucho para la formación de una persona, pero si desde niño se le enseña buenos modales y respeto hacia los demás, eso aprenderá y así mismo eso lo pasará a la familia que el forme en el futuro. ¿Se han dado cuenta que las personas que forman una familia son parecidas en su forma de ser? a veces todos son educados, otras muy groseros, otras familias muy alegres, otras no tanto, en los peores casos algunas con vicios.

Todo esto es porque el ambiente los hace ser así, hasta en los hábitos alimenticios es igual, o todos comen mucho o todos comen poco, porque es lo que se ve y todo se aprende, también en cuanto a su educación profesional, casi siempre se imita a los padres, queriendo seguir lo que ellos empezaron.

Tomemos en cuenta que no es lo mismo ser hijo que ser padre. Al hijo se le forma y el padre es el que forma, Así que la familia que nos formo es una y la que nosotros formamos es otra y es la principal, pues es con la que tenemos toda la responsabilidad, y así va la cadenita. Por eso es muy importante hacer bien nuestro trabajo porque eso marcará de por vida la existencia de nuestros hijos, su carácter y personalidad y en ellos veremos nuestra propia obra hecha realidad.

domingo, 23 de mayo de 2010

Las tres edades.




Mucho se habla de las edades, se han clasificado como primera, segunda y tercera, según yo entiendo es que la primera es la de los veintes o sea la juventud, la segunda la de los cuarenta que es la madurez, y la tercera la de los sesenta que ya viene siendo la vejez.

Todo esto es como una montaña que se va escalando poco a poco, poniendo en la cumbre la madurez que son los cuarenta y pues como se han de imaginar los sesenta es ya cuesta abajo. Buena comparacion, pues cuando se es joven queremos saber todo y vivirlo a plenitud, es el tiempo de aprender, o sea que vamos subiendo la cuesta, ya en los cuarenta tenemos los pies plantados en la tierra y es el tiempo de crear y de trabajar por eso nos encontramos a la mitad de nuestro camino, en la cumbre de la montaña, en la vejez ya hicimos lo anterior, ya no intentamos descubrir nada, pues conocemos casi todo, y no trabajamos tan duro como antes, porque también ya lo hicimos, así que mas que vivir sobrevivimos, -y no lo digo despectivamente- me refiero a que ya pasamos las dos etapas anteriores y es un logro haberlo hecho.

En lo particular admiro mucho a las personas de la tercera edad, yo los considero campeones, pues no es fácil llegar, porque para eso se habrá pasado por infinidad de cosas y se habrán sorteado otras tantas. Cada edad es bonita y tiene sus propios riesgos, el joven con toda y su juventud, corre muchos peligros por su misma inexperiencia, las personas maduras también porque tienen sobre sus hombros la responsabilidad de formar una familia y sacarla adelante, los ancianos luchar día a día porque la salud este bien y tener una vida tranquila.

Todos nos identificamos con cualquiera de estas edades y sabemos en cual estamos, también sabemos que todas son bonitas y que las hemos gozado en cada etapa. Lo curioso es que no se pueden tener al mismo tiempo, porque si así fuera el joven tendría la experiencia del viejo y este la energía del otro y el maduro tendría la de los otros dos, como no es así la cosa por eso corremos tantos riesgos.

Vivamos tranquilos por cada etapa de la vida que pasemos sin desesperarnos y querer tener lo que tiene el otro, cuando todavía no estamos preparados para ello. Todo en esta vida se coce lentamente (como decía el difunto Michael Jackson), hay que darle tiempo al tiempo porque los años no nada mas nos llenan de arrugas y canas sino también de experiencia y madurez.